English

Diseño de instrumentos para el desarrollo rural: Se apoyó a México, Brasil, Costa Rica, Honduras, Ecuador, Guatemala y República Dominicana para la implementación de acciones en desarrollo rural incluyente y equitativo, la gestión participativa de los territorios y los procesos de integración de programas en los territorios rurales de cada país.

La agricultura familiar en la mira política: Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Honduras, Nicaragua, Paraguay y Venezuela han logrado posicionar a la agricultura familiar (AF) como sujeto de políticas públicas. En la región Andina se realizó una caracterización de la AF por territorios, la que sirve de apoyo a la implementación de estrategias de intervención pública en el tema.

Guatemala y Colombia acordaron acciones diferenciadas para la AF, luego de que al menos 100 autoridades, técnicos y otros actores públicos y privados discutieran sobre la importancia de la AF y sus políticas públicas.

30 técnicos de Bolivia, Ecuador, Venezuela, Nicaragua, Paraguay, Colombia, Uruguay y Guatemala graduados del Diplomado en Diseño de Políticas Públicas para la Agricultura, realizado con el Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y el Caribe (CREFAL) de México.

Sinergias para el desarrollo rural incluyente: La plataforma “Sistema de Gestión Estratégica para el Desarrollo Territorial y la Agricultura Familiar (SIGET)”, generada por el IICA, facilitó el consenso entre 60 participantes de 15 países iberoamericanos en un foro sobre sinergias entre la AF y el desarrollo rural incluyente, principalmente con respecto a la necesaria interrelación entre el fortalecimiento de la AF, el desarrollo de los territorios y los procesos de inclusión de grupos históricamente excluidos. Más de 110 técnicos de Paraguay, Perú y Venezuela han incrementado sus conocimientos en el tema y más de 290 personas de 13 países intercambiaron experiencias en los módulos de interaprendizaje.

Articulación y capacitación para la inclusión socioeconómica: En México, Guatemala, Honduras, Costa Rica, República Dominicana y Brasil, el IICA propició espacios de articulación para formular planes que atiendan las demandas estratégicas de los actores territoriales. Adicionalmente en estos países, así como en Guyana, Surinam y Ecuador, se capacitaron a actores públicos y privados en políticas de inclusión, construcción de mecanismos de gestión participativa en territorios y procesos de activación económica y empoderamiento social.

Activación económica en Centroamérica: En el marco de la Estrategia Centroamericana de Desarrollo Rural Territorial (ECADERT), financiada con recursos provistos por Taiwán, productores de los territorios de Jucuarán, San Dionisio, Concepción Batres y Jiquilisco, en El Salvador, fortalecieron sus capacidades técnicas y accedieron a innovaciones y a insumos, lo que les permitió mejorar sus ingresos y seguridad alimentaria. Por su parte en Belice, el Ministerio de Agricultura, Silvicultura, Pesca, Ambiente y Desarrollo Sostenible formuló con asistencia del IICA las propuestas de activación económica territorial de seis comunidades mayas.

21 grupos excluidos de territorios de la Selva Lacandona, Chiapas, México, con apoyo del Gobierno y de la sociedad civil, ejecuta diez proyectos dirigidos a dinamizar la agricultura familiar y el desarrollo rural.

En el marco del programa Nuevos Territorios de Paz en Colombia, el IICA elaboró dos propuestas de proyectos orientados a reducir la vulnerabilidad socioeconómica y a diseñar un modelo de gestión territorial para zonas priorizadas, los cuales serán financiados por la UE (USD 370 000).

Agroturismo en comunidades indígenas: Mediante un proyecto financiado por UKAID a través del Fondo CART del Banco de Desarrollo del Caribe, se logró que el turismo aumentara en 400 % en los territorios de Powakka, Pierre Kondre, Redi Doti y Cassipora, en Surinam. Dicho proyecto dotó a esos territorios de infraestructura turística (museos, centro comunitario, áreas de campamento, estaciones de atraque de puertos y senderos) y posibilitó la capacitación a 54 actores locales en negocios, tours y hospitalidad.

Nuevo sistema de indicadores para el impacto territorial: Los diferentes proyectos de inversión formulados en el marco del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (PROSAP) cuentan con una base de información sociodemográfica, geoespacial, económica e institucional de Argentina, la que permite definir los parámetros del modelo de seguimiento y evaluación de impacto territorial.


AgroEnlace: Producir más, vender mejor. Una experiencia que enseña
Una iniciativa innovadora enfocada al desarrollo rural a lo largo de la cadena de valor proporcionó asistencia técnica y capacitaciones a pequeños productores y productoras de maíz y frijol en Guatemala, quienes lograron incrementar en un 25% la productividad. Sus protagonistas nos cuentan esta experiencia.

AgroEnlace: Biodiversidad y desarrollo local, un vínculo posible.
En Antioquia, Colombia, existe un Área Protegida de importancia vital para la ciudad de Medellín. Su riqueza natural se ve amenazada por la extracción ilegal de los recursos del bosque. Una propuesta innovadora encuentra un camino para revertir esta situación. Comparten con nosotros Diana Amaya Pérez, Subdirectora Ambiental y Cultural de la Corporación Parque Arví; y Tania Ammour, Asesora Técnica Principal del Programa Manejo Forestal Sostenible en la Región Andina, una iniciativa desarrollada por el IICA en alianza con el Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia.

AgroEnlace: Riqueza cultural centroamericana. Desarrollo y territorio garífuna
Nos acercamos a la riqueza cultural del pueblo garífuna, al trabajo, los sueños y la lucha de mujeres y hombres por construir su futuro sin renunciar a su pasado, para forjar un desarrollo acorde con sus valores y principios.
Inclusión de las mujeres en la agricultura

En Panamá, se mejoraron las condiciones socioproductivas de las mujeres. Gracias al PRIICA, programa financiado por la UE, 836 productores panameños fueron capacitados en el rol de la mujer en la seguridad alimentaria y nutricional; además, en el marco de la ECADERT se ejecutó un proyecto para fortalecer la Asociación de Mujeres de la Comunidad de Palo Seco (distrito de Mariato), que benefició a 25 familias con capacitaciones sobre producción de hortalizas en huertos comunitarios, construcción de estufas ecológicas, manejo y disposición de desechos sólidos, confección de artesanías, género y emprendedurismo.

Por su parte, en Honduras se organizó la Red de Mujeres de Yeguaré y en Surinam, en conjunto con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (LVV), se establecieron cuatro cooperativas con 84 mujeres beneficiadas en Brokopondo, Marowijne y Sipaliwini.

El IICA fortaleció las capacidades gerenciales y de asociación de los capítulos nacionales de la Red Caribeña de Mujeres Productoras Rurales (CANROP), específicamente: a) la Red de Mujeres Productoras de Bahamas cuenta con un plan estratégico y con al menos 100 mujeres capacitadas en agricultura de traspatio, empoderamiento, seguridad alimentaria y desarrollo sostenible (junto con la Oficina de la Mujer del Ministerio de Servicios Sociales); b) en Dominica, 25 mujeres de la comunidad de Delices recibieron insumos agrícolas y maquinaría luego de la tormenta tropical Erika gracias a ayuda humanitaria de los funcionarios del IICA, y c) la Red de Mujeres Productoras de Jamaica remozó sus finanzas y la capacidad para acceder a créditos con procesos de auditoría y capacitación en el buen manejo de registros implementados con ayuda del Instituto.

En Antigua y Barbuda, el IICA fue instrumental para que la Red de Mujeres Productoras Rurales contara con un terreno que se convertirá en la Central Comercial de Agroprocesamiento y para que obtuviera financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y del Banco de Desarrollo del Caribe para renovar estructuras y capacitar en planes de negocios.

Con apoyo del CTA, se logró que dos redes de mujeres productoras de Guyana mejoraran sus competencias en el uso de las tecnologías de información y comunicación, lo que les permitió establecer una plataforma parar divulgar información e intercambiar conocimientos por medio de la web.

En Trinidad y Tobago, 65 mujeres y jóvenes aprendieron a producir con mayor valor agregado queso de leche de cabra y dulces en forma de barra elaborados a partir de granos de cacao; además, tienen una mejor comprensión de las condiciones de mercado, lo que les permitirá incrementar los ingresos de sus familias.

Por último, se logró mejorar la calidad de vida de las familias de Lakatia, comunidad ubicada en el Altiplano de Bolivia, gracias al fortalecimiento de las capacidades en servicios turísticos, el impulso a la inclusión de la mujer en la provisión de dichos servicios y la implementación de un albergue comunitario en que se utilizan energías renovables.


AgroEnlace: Peces para la vida. Una Innovación de impacto
El coraje de quince agricultoras familiares hizo posible el desarrollo de un proyecto de piscicultura que permitió mejorar la economía y la seguridad alimentaria y nutricional de cientos de familias en Bolivia. Nos acompañan Sonia López, Presidenta de la Asociación de Piscicultores del Norte Integrado; APNI; Widen Abastoflor, Director general de la ONG Centro de Promoción Agropecuaria Campesina, CEPAC; y Priscila Henríquez, Especialista en gestión de la innovación en agricultura, del IICA.